jueves, 29 de agosto de 2013

Recuerdos del Akasha


Akasha o éter, es ese lugar sin tiempo ni espacio donde todo está registrado, de principio a fin. La información está disponible para todo aquel que llame a la puerta pero para entenderla, se necesita un traductor que transfiera esa vibración a algún lenguaje comprensible.

El lenguaje de la Música, así como el de la Geometría y el del Color, alcanzan lugares donde la palabra no tiene acceso y son muy buenos transmisores de todo tipo de sensaciones porque no necesitan pasar por el razonamiento mental. Esta cualidad, hace que la resistencia que encuentran a su paso sea mínima y por lo tanto, la intensidad con la que lo percibimos sea máxima.

Dicho esto y sin necesidad de entender nada, presento una nueva serie: “Recuerdos del Akasha”, para todo aquel que resuene con esta información y le haga un huequito en su corazón.

Que la belleza te acompañe siempre.



viernes, 16 de agosto de 2013



Activador del Recuerdo: AdR


Los diccionarios son esos lugares donde la inteligencia del ser humano, traduce y plasma la consciencia en forma de palabras. Es por eso que comenzamos revisando el significado de los términos de la cabecera para facilitar así su comprensión.

Activador: Que activa.

Activar: Hacer que un proceso sea o parezca más vivo.
                     Hacer que se ponga en marcha un mecanismo.

Recordar: Traer a la memoria algo.

Recuerdo: Memoria que se hace o aviso que se da de algo pasado o de que ya se habló.
                        Cosa que se regala en testimonio de buen afecto.

Los antiguos creían que los sentimientos residían en el corazón. Para Aristóteles, el corazón era el órgano fundamental del organismo humano y el cerebro, apenas un mero coadyuvante. En esa época se creía que la memoria estaba alojada en el corazón; de ahí que los romanos emplearan la palabra “recordari” derivada de “cor” corazón, que llegó a nuestra lengua como “recordar”.
En español antiguo y en muchas regiones de la actualidad, recordar significa: “despertarse, volver en sí después del sueño”.

Extraído de “La fascinante historia de las palabras” de Ricardo Soca.


Re-cordar: Volver a pasar por el corazón.

Desde la invención de la electricidad y las lámparas incandescentes, cuando llega la noche, si queremos leer un libro, accionamos un interruptor para que las letras se hagan visibles a nuestra vista. Estamos tan habituados a este fenómeno que no nos preguntamos cómo es posible que esto suceda y es posible que los físicos, los electricistas y los ópticos no sean capaces todavía de explicar por completo todo el proceso. Sabemos que eso ocurre de esa manera y no necesitamos entenderlo para ver algo cuando el sol ya no está. Pues bien, si permites en ti el recordar, eso es lo que te sucederá aunque tu mente no lo entienda.

El biólogo inglés Rupert Sheldrake, autor de la teoría de los campos mórficos, nos muestra que la mente no se encuentra confinada en el cerebro sino que se extiende hacia el mundo que le rodea sin importar ni el espacio ni el tiempo. Esta proyección mental se manifiesta en cualidades como la telepatía o premonición, denominándolas el séptimo sentido.

AdR es un instrumento diseñado en base a patrones geométricos específicos que junto a la vibración del color y la intención puesta en él, interactúa con la persona que lo recibe produciendo como resultado el afloramiento de recuerdos.

Si este texto ha llegado a tus manos y además estás leyendo ya este último párrafo, recuerda que la VIDA sucede en el aquí y ahora: el PRESENTE es un REGALO. Te lo comento para que siempre tengas presente y recuerdes dónde dejaste las llaves, qué fecha marca el calendario o cual es el camino de regreso a tu casa. ;)

Gracias por llegar a este punto.


Te deseo una feliz vuelta por el corazón.


Latif

nuevarmonia@gmail.com